El futuro de los viajes en avión

Trabajo en el aeropuerto de Barcelona: Norwegian contratará 755 trabajadores para agosto de 2017
3 enero, 2017
El Aeropuerto de Málaga superó en 2016 los 16 millones de pasajeros
8 febrero, 2017

asi_volaremos_en_el_futuro_5426_630x[1]Hay empresas que ya están imaginando cómo vamos a viajar en avión en el futuro, teniendo en cuenta el presente y las tendencias del mercado.

Ryanair espera regalar los billetes a muchos de sus pasajeros en menos de 10 años. Sí, vuelos gratis. Defiende que los negocios en los aeropuertos se están lucrando tanto de sus pasajeros que deberían asumir el precio del ticket. Asimismo, opina que las autoridades locales deberían dejar de cobrar tasas a sus aviones porque están cargados de turistas que se gastan sus ahorros en el destino.

Otra compañía que está pensando en diez años vista es Teague. Su estudio, en colaboración con el fabricante de aviones Boeing para diseñar el interior de sus aparatos, en el que imaginan el futuro con aviones de fuselajes brillantes -o directamente, transparentes- amplios asientos y espacios diáfanos, ha desembocado en Poppi, una aerolínea inventada que tiene tres características completamente rompedoras:

1. NADA DE EQUIPAJE DE MANO

Si se prohibiera por completo el equipaje de mano los aviones serían mucho más cómodos, ya que el proceso de embarque se llevaría a cabo en minutos. Por supuesto, los pasajeros podrían subir con objetos como un bolso, un ordenador, un abrigo o un paraguas, que podrían ser colocados en unos maleteros mucho más pequeños que los actuales, y que darían un aspecto mucho más diáfano a la cabina.

Por lo tanto, se obligaría a facturar todo el equipaje a los pasajeros. Esta acción no supondría una pérdida de tiempo, ya que se podría realizar en los kioskos automatizados instalados en los aeropuertos e imprimiendo la etiqueta identificativa de la maleta en casa. Además, la aerolínea se comprometería a llevar directamente al hotel o al domicilio de destino el equipaje, para que ninguna persona tuviera que pasar por la cinta de recogida de maletas.

2. HACER QUE LOS ASIENTOS CENTRALES SEAN ATRACTIVOS

Nadie se quiere sentar en el asiento de en medio, ya que todo el mundo prefiere o ventanilla o pasillo. El software de las compañías suele asignar estos asientos a las personas o que han pagado una tarifa muy baja, o que han llegado los últimos a hacer el check in. Pero Poppi se compromete a hacer que este lugar indeseado se convierta en algo atractivo creando una ‘clase promocional’ esponsorizada por alguna marca. Así, quedar atrapado entre la ventanilla y el pasillo nunca volvería a ser una experiencia desagradable, sino una suerte.

3. ADAPTAR EL MODELO DE AMAZON PRIME

Como ocurre con Amazon Prime, por una módica cantidad de dinero al año, sus clientes más fieles podrían tener billetes más baratos que el resto y tendrían privilegios nunca antes vistos, como el acceso a una app con la que podrían revender sus tickets, en caso de no poder usarlos, como si fuera Wallapop. También se baraja la posibilidad de intercambiar un asiento con otros pasajeros del vuelo. ¡Eso sí que es un futuro realista (y atractivo)!


Éstas y más curiosidades del mundo de la aviación son temas que se exponen nuestros centros de formación aeronáutica, con el fin de asesorar a nuestros alumnos acerca de nuevas posibilidades laborales dentro del sector de la aviación comercial.

Si aún no te has formado con nosotros, infórmate de nuestros cursos orientados a los puestos de trabajo más demandados en un aeropuerto:

    Solicita información
    Provincia:
    Edad:

    ¡Te esperamos!